LEYENDA DEL REY DE LA CERVEZA: GAMBRINUS

GAMBRINUS, el ayudante de un vidriero de la ciudad de Kortick, Flandes, estaba enamorado de Margarita, la hija del maestro vidriero. Pero por su condición de aprendiz, ella no podía aceptarle.

Con el corazón roto, el muchacho buscó consuelo en la música, compro una viola y al año siguiente participó en las fiestas de Verano, pero se paralizó y no pudo tocar, debido a la presencia de Margarita.26313629091_cab5491f4a_o.jpg

Desencantado y triste se fue al bosque decidido a ahorcarse…. Pero allí un diminuto anciano llamado Ruud le convenció para que no lo hiciera, con la condición de que dentro de 70 años se lo llevaría a los mundos subterráneos y, mientras tanto, Gambrinus viviría una estancia feliz en la tierra.

El anciano hizo aparecer una plantación de lúpulo y una fabrica de cerveza, y le dijo a Gambrinus que la flor de esa planta curaría su mal de amor. Le enseño a elaborar el “vino de Flandes” y le ofreció un trago de cerveza, que le embargo de bienestar. Así que compró un  terreno y se dispuso a elaborarlo.

Un domingo de verano, invito a probar la cerveza a los habitantes de Kortick, que empezaron a animarse y a sentirse alegre, y gracias a este elixir mágico, la ciudad se hizo famosa. Gambrinus fue nombrado Duque de Brabante y Conde de Flandes, aunque el titulo que mas le enorgulleció fue el de “Rey de la Cerveza”.

Gambrinus nunca mas volvió a pensar en Margarita y a la edad de 90 años, el anciano se lo llevo al país de los seres pequeños, donde menguó y vivió eternamente.

Gracias el elixir mágico del Rey de la Cerveza, la felicidad invadió Kortick y hoy nos acompaña con su insuperable sabor.

Anuncios